Un fármaco para la artritis, posible aliado frente al melanoma avanzado

22 de diciembre de 2017, Reino Unido

altInvestigadores de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, han descubierto que los tratamientos frente al melanoma avanzado podrían ser más efectivos si se combinan con un fármaco utilizado para tratar la artritis reumatoide.

En concreto, los resultados de un estudio en ratones publicado en la revista 'Oncotarget' han demostrado que la combinación de ambos fármacos lograba detener casi por completo el crecimiento de estos tumores de piel.

Los autores reconocen que cuando se detectan a tiempo el melanoma es altamente tratables pero, una vez se ha diseminado, su tratamiento resulta más difícil. Y aunque en los últimos años se han desarrollado varios tratamientos nuevos para el melanoma metastásico, algunos dirigidos a ciertas mutaciones genéticas. Sin embargo, la enfermedad presenta una elevada resistencia a muchos fármacos.

"Al combinar terapias, es posible atacar la enfermedad desde varios ángulos, lo que hace que sea más difícil para el melanoma desarrollar resistencia a cualquiera de los medicamentos", ha explicado Grant Wheeler, uno de los principales investigadores de este trabajo.

Su trabajo se centró en el uso de la leflunomida, un medicamento inmunosupresor aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide que en investigaciones previas había demostrado ser efectivo en combinación con los fármacos contra el melanoma que se dirigen a una determinada mutación, conocida como BRAFV600E.

Sin embargo, ahora han ampliado su conocimiento sobre cómo funciona en estos tumores y han comprobado su eficacia cuando se combina también con otro antitumoral, el selumetinib, que forma parte de una familia de fármacos que actúan contra la proteína MEK, que necesita el melanoma para su supervivencia.

Los inhibidores de MEK ya se usan en combinación con inhibidores de BRAF para combatir la resistencia de muchos tumores, y en este trabajo vieron que si además se suma la leflunomida el tratamiento es aún más efectivo.

EFICAZ CON INDEPENDENCIA DE LA FIRMA GENÉTICA DEL TUMOR

Cuando probaron la leflunomida en el laboratorio, se descubrió que funcionaba en células de melanoma independientemente de la firma genética del cáncer, por lo que podría utilizarse en todos los casos de melanoma, no solo en los tumores con mutación BRAF.

Esto es posible gracias a que la leflunomida actúa sobre las células tumorales, frenando su crecimiento en fases tempranas y llevándolas a la apoptosis, como se conoce la muerte celular programada.

Y cuando los científicos probaron la leflunomida en células de melanoma junto con el selumetinib, descubrieron que era más efectivo que cualquiera de los medicamentos por sí solo, un hallazgo que se replicó posteriormente en estudios en ratones.

En ellos se vio que el uso de los dos fármacos detuvo casi por completo el crecimiento del tumor en un período de apenas 12 días, lo que superó con creces el efecto de cualquiera de los fármacos utilizados por separado.

"Con los tratamientos para el melanoma, el problema principal ha sido el desarrollo de resistencias tumorales. Y una forma de combatirlas es a través de tratamientos de inmunoterapia que aprovechen el sistema inmune. Sin embargo, siempre se necesitan nuevas terapias combinadas y necesitamos identificar nuevos medicamentos que se pueden agregar al arsenal de terapias contra el melanoma disponibles para los pacientes. Es posible que la leflunomida pueda desempeñar ese papel", ha destacado Wheeler.

Fuente: PMFarma
Link: goo.gl/7x9U3e