Desarrollo de probióticos para su aplicación en acuicultura

Lunes, 12 Septiembre 2011

Argentina (altUNPSJB).- La Cátedra de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Ciencias Naturales se dedica desde hace más de 15 años al estudio de propiedades biotecnológicas de bacterias lácticas autóctonas.


El laboratorio de la cátedra, a cargo del doctor Rogelio Marguet, está instalado en el edificio de aulas de la sede Trelew de la Universidad Nacional de la Patagonia. El equipo de investigación ha recibido subsidios nacionales y provinciales para desarrollar el tema de probióticos para su aplicación en acuicultura.

”En nuestro país el estudio de probióticos ha tenido un destacado desarrollo para su aplicación en humanos y existen estudios para su aplicación en el campo veterinario”, explican los investigadores.


“Sin embargo, no ha tenido desarrollo el estudio de sus aplicaciones en la acuicultura donde las investigaciones son incipientes. Así surgen preguntas aún no esclarecidas como por ejemplo, cual es la incidencia y el espectro de inhibición de microorganismos que producen compuestos inhibitorios contra patógenos de peces, composición de alimentos balanceados para cada estadío de crecimiento, producción de alimentos a bajo costo con materia prima local, entre otras”, enumeran

Así también, destacan que “se debe tener en cuenta que los microorganismos nativos de estos ambientes presentan una característica particularmente interesante, que es su adaptación a las bajas temperaturas.

INVESTIGACIÓN CONJUNTA
Desde el año pasado la Cátedra de Biología Celular y Molecular desarrolla en conjunto con docentes-investigadores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de Lima, Perú, el Proyecto Bilateral “Desarrollo de probióticos para su aplicación en acuicultura a partir de microorganismos aislados de ambientes acuáticos”.

El objetivo general es seleccionar cepas autóctonas, de bacterias lácticas, a partir de ambientes acuáticos de la Provincia de Chubut con el propósito de estudiar su capacidad de inhibir patógenos de peces y su potencial aplicación en acuicultura. La idea central es obtener un alimento probiótico que pueda ser utilizado durante el cultivo de truchas arco – iris.

Como parte del proyecto, se recibirá la visita de un docente y un estudiante de postgrado del Instituto de Ciencias Biológicas “Antonio Raimondi”, quienes desarrollarán actividades de investigación en el laboratorio local.